“NADIE ME QUIERE”, el conmovedor llanto de un niño antes de ser asesinado por sus padres

VIDEO. “NADIE ME QUIERE”, el conmovedor llanto de un niño antes de ser asesinado por sus padres

Por Redacción | 1 Diciembre, 2021

El caso del asesinato del pequeño Arthur Labinjo-Hughes llegó a juicio esta semana donde el tribunal de Coventry Crown juzgará por homicidio a su padre Thomas Hughes, de 29 años y su madrastra Emma Tustin, de 32.

Tal como narra el Daily Mail, en junio del 2020 el niño fue asesinado luego de recibiera golpes en la cabeza “repetidamente contra una superficie dura” a manos de su madrastra en la casa que compartían los tres.

En un video que ya circula en las redes sociales, se observa las terribles condiciones en la que vivía el menor. Sus padres lo hacían dormir en el piso de la sala.

Según señalan los documentos presentados por las autoridades de West Midlands, el clip fue grabado el 16 de junio del año pasado y muestra al menor con gran deterioro físico y bastante desorientado.

En una parte del video, Arthur grita desconsolado “nadie me quiere” durante varias oportunidades, mientras intenta levantarse para irse a otro lado de la habitación.

En otro extracto del clip, se escucha también al pequeño decir “nadie me va a alimentar” por lo menos en cinco ocasiones en menos de un minuto.

El diario británico, quien tuvo acceso al juicio en que se le acusa a los padres, dio a conocer que el niño había sufrió una lesión cerebral fatal luego de haberlo sometido a una serie de abusos definidos por médicos como “tortura infantil”.

Esta clase de abusos incluía se privado de comida, ser obligado a permanecer de pie durante 14 horas al día y consumir sal en cantidades que pudieron envenenarlo.

Te puede interesar: YANFRY el niño que camina como hombre, conquista las redes

Blake Hughes, el tío de Arthur, señaló a la corte durante una de las sesiones el mes pasado que su sobrino rompió en llanto luego que su madrastra lo golpeara reiteradas veces contra la pared mientras le decía “feo”.

Dijo que su madre no lo amaba y que lo había abandonado. Luego comenzó a llorar Y continuó diciendo que nadie lo amaba”, expresó Blake.

Tras sufrir lesiones en la cabeza, el niño fue llevado al Hospital Infantil de Birmingham y fue desconectado de la máquina de cuidados intensivos la madrugada del 17 de junio del año pasado donde falleció.

“Arthur se convirtió en un blanco de burla, abuso y crueldad sistemática diseñada para causarle un sufrimiento físico y mental significativo por razones que son insondables”, señaló el fiscal Jonas Hankin.

*BC